5 meses

Cartas de Amor Carlos Eder: realmente sé que somos muy diferentes, tenemos vidas diferentes y mundos diferentes. Tú me has enseñado a ver la realidad de las cosas y más aún la realidad del amor. Yo no sabía las maravillas que puedes vivir cuando amas y gracias a ti lo aprendí. Dentro de mi corazón existe una inmenso amor por ti que podría apostar que es más agrande que el mar. Lamentablemente todo lo que empieza tiene un final, y el nuestro se acerca. Son sólo 5 meses los que quedan para compartir, para amarnos y sobre todo para respirar.

Cada dia que pasa me entristece porque sé que los días avanzan y el final se acerca. Tengo que alejarme no porque yo quiera, sino porque sé que es lo mejor para ambos, porque cuando vuelva tendré la esperanza de encontrarte pero como una persona realizada. Es lo que deseo para ti, no quiero que seamos mediocres y que este amor nos acabe y en vez de beneficiarnos nos perjudique. Confió en ti, en tu madurez, en tu inteligencia, porque llevo amándote 2 años y 3 meses, y en estos años no han pasado en balde porque te conozco y gracias a eso tengo el valor para mirarte a los ojos y decirte que no te preocupes.

Las horas pueden pasar, los días avanzar y los meses volar, y acercarte el horroroso final pero también cada hora, cada día y cada mes mi amor también avanza, crece, y jamás podré parar, solamente que me muera. Pero como vivo al día, hoy soy feliz contigo porque te tengo a ti, porque te amo, porque respiro y sobre todo porque sé que todo este sentimiento es correspondido.

Tú mejor que nadie sabes que los obstáculos han estado impregnados en nuestra relación, pero ese sentimiento tan bonito que dios nos mandó desde el cielo lo ha podido todo y vas a ver que lo va seguir consiguiendo, porque para el amor nada es imposible. Nosotros lo hacemos imposible con nuestra desconfianza, nuestros celos y mentiras. Si el amor fuera perfecto tal vez no se llamaría amor.

Espero que el día que leas esta pequeña carta, hecha con el más puro sentimiento, te des cuenta que tenía razón al decirte que tú y yo somos un solo mundo y si me voy no pienses que me aparto, solamente que nuestro mundo se expande para ser mejor, para tener más amor y para compartirlo. Te amo hoy y siempre ojos, tu niña Itandehui-Shultz P.D: nunca olvides que el mundo CEI es un sueño hecho realidad.
Itandehui
publicidad