Al hombre de mis sueños

Cartas de Amor Amor te dedico esta carta para decirte con estas bellas letras lo mucho que te amo. A veces decirte que te amo se me queda pequeño, alguien debería inventar nuevas palabras para definir mis sentimientos de entrega, de devoción, de admiración, de necesitarte cada segundo. Eso ciento y más. Te digo que te amo, pero ya lo sabes, quizás de tanto repetírtelo se desvirtúan las palabras, pero no, cada vez que te lo digo es porque mi amor por ti ha aumentado. Quiero que lo sepas, no te amo en pasado, no te amo en presente, ni te amo en futuro, es un amor sin tiempo, tampoco tiene distancias, es simplemente amor puro, cargado de ilusiones, lleno de promesas que no deben cumplirse porque ya se cumplieron todas al conocerte. Te amo, como dos palabras que forman una sonrisa en tus labios, como dos cielos llenos de colores reflejados en tus ojos, como dos palabras infinitas que no deben dejar de sentirse. Amarte en realidad es un premio, desconozco si te merezco, al menos lucho por merecerte, pero es un premio, es un regalo que cualquier persona debería recibir, pero que sólo tengo yo. ¿Porque será que cuando te miro no me conformo con mirarte? Quizás sea porque deseo abrazarte para estar en ti, o quizás porque quiero conservar tu imagen como una fotografía. No me canso de reflejarme en ti, porque te conozco pero quiero conocerte más, y por mirarme te sigo conociendo, y conozco nuestro amor y la suerte que tengo de amarte. Déjame que me siga mirando en ti, tu eres mi espejo y la persona que refleja mis emociones, quién es motivo de sentimientos y de placeres. Tú eres mi espejo y por eso no dejo de mirarte, no dejo de pensarte y no dejo de amarte. Gracias por fijarte en mí, por dejarme disfrutar de tu presencia, por mirarme y por hablarme. Gracias por dejarme soñar contigo, por hacerme vivir de ti, por provocar la ilusión que lleva tu nombre. Gracias por elegirme, elegirme para acompañarte, elegirme para caminar juntos por la vida, elegirme para sentir. Gracias por respirar, andar, mirar, hablar, despertar, sonreír, escuchar.... gracias por existir. Gracias y un millón de gracias por dejarme amarte. Gracias porque a tu lado puedo sonreír y tener como amiga a la ternura, a tu lado puedo soñar con ser feliz, y despertar y ser feliz. Gracias porque gracias a ti soy lo que soy. Porque gracias a ti conocí una razón importante por la cual vivir. Por quererme así como soy con mis virtudes y defectos. Quizás el camino ya sea todavía largo, pero más largo sería sin ti. Porque un día te encontré y supe desde entonces que convertirías en el principio y en el fin, y que cada paso por andar me acercaría a ti... a tu amor. Me duele tu ausencia no poder estar a tu lado. Té extraño tanto, esperanzas tengo de algún día estar junto a ti, y no separarnos nunca. Añoro poder estar entre tus brazos decirte palabras de amor al oído, besarte, abrazarte y consentirte, acariciar cada parte de tu cuerpo. Dios sea bendito por darme la oportunidad de conocerle y amarle a una persona tan especial y admirable como tu, amor mio.



TEE AMOO DIMAS ALMADA! SOS MI VIDA

MI TODOO! ERES Y SERAS SIEMPRE MI UNICOY GRAN AMOR!
Bea
publicidad