Desde que te conocí mi vida cambió

Cartas de Amor Cariño, sólo quería decirte que desde que te conozco mi vida ha cambiado, soy la chica más feliz del mundo a tu lado. Al principio, cuando nos presentaron, por primera vez, buf, supe que tenías que ser para mí, eras tan guapo. Pero en aquella época yo entonces estaba destrozada porque me había dejado mi novio y no podía volver a querer y no podía ser. Hablabamos por msn día tras día, ya sí crecía el amor pero sin saberlo tú y yo. Acabamos congeniando tope de bien, entonces empezaste a cogerme mucho cariño, igual que yo a ti, y me decías que querías verme, que fuera a la discoteca a verte y yo siempre te decía ya iré, ya iré!! Qué tonta que fui. Para colmo luego me eché novio otra vez. El Toni, un cabronazo, pensé que me ayudaría a olvidar a mi otro ex pero me equivoqué con él. Todo eran celos y posesión por su parte y yo no me daba cuenta. Siempre discutiamos y yo me desahogaba contigo. Hasta que un día empezamos a decirnos que nos gustábamos mucho y que queriamos conocernos. Si es que todavía me acuerdo. Yo con novio y pillada por tí. Aquella vez que discutimos fuerte el Toni y yo me puse tan rabiosa que decidí ir a verte a la discoteca. No podía creérmelo, por fin iba a verte en persona, por fin podría abrazarte y estar contigo, pero era imposible, yo tenía novio. Aunque te dije que si iba a verte podía cometer una locura por ti, aunqu tú me dijiste que no lo haría.

Cuando llegué allí, uff, eras tal y como en las fotos. Aquella tarde pasaron muchas cosas que como es tan largo de contar pues tardaría mucho. Todos sabemos lo que paso y esa misma tarde te saqué de la sala, estuve toda la tarde evitándote, no quería besarte, pero las ganas me pudieron. Te saqué de la sala. Yo me tenía que ir y mirándome a los ojos me dijiste que no me fuera, que me quedara, y yo te dije que no podía ser. Entonces nos besamos. Uf, como recuerdo aquel beso. Me llegó tan adentro. Fue un beso cálido que me recorrió todo mi cuerpo, me sentí tan bien en aquel momento que no quería irme de tu lado.

Cuando llegué a mi casa no podía parar de pensar en ti y en aquel beso. Yo quería estar contigo. Entonces un día después del beso tuve un enfado con mi novio y lo dejamos, ya no podía más. Yo quería estar contigo nada más. A la semana siguiente te volví a ver y por fin fuiste mío. Aquellos besos, aquellas caricias que me invadían las recuerdo como el primer día. Después pasaron dos semanas y durante ese tiempo me dijiste que me querías y yo pues embobada también te lo decía, me tenías loca perdida.

A las dos semanas fui y pasó algo que no tuvo que pasar jamás, por esa tontería casi te pierdo. Un amigo se interpuso en medio, quería royo conmigo pero yo te quería a ti, me gustabas tú. Le besé para que se cayara y él iba diciendo que nos habiamos liado, falso de mierda. Tus amigos me vieron y te lo dijeron, en akel momento no sé qué es lo que pasaba por tu cabeza, sólo sé que cuando te vi que me miraste con esos ojos penetrantes, llenos de rabia, se me rompió el corazón. Corrí hacia el lavabo y me puse a llorar, pensé que te había perdido para siempre, entonces me di cuenta de que te quería de verdad. Ese día fue cuando mi amor se destapó. Una amiga te dijo que estaba muy mal y entonces me llamaste para que habláramos. Salimos fuera y me dijiste clavándome tus ojos en los mios: ¿Qué te pasa? No llores. Y yo con lágrimas en los ojos te dije: ¿Estás enfadado? y me dijiste: no, contigo no, quizás conmigo mismo por dejarte escapar. Y te dije: no te enfades por favor, perdóname, perdóname. Y me dijiste: no puedo enfadarme contigo porque te quiero demasiado. Uf, es que me acuerdo como si fuera ayer mi vida. Entonces empecé a llorar de alegría de escuchar esas palabras de tu boca y me diste el beso más sincero y más bonito de mi vida. Desde entonces empezamos de royo, hasta ahora que estamos saliendo. Mañana hacemos tres semanas y soy la chica más feliz del mundo. Te quiero más que a mi vida. Eres todo mi mundo,

nunca olvidaré nuestra historia ni el día 14/5/04 porque te lo debo a ti mi amor.

TE QUIERO Y SIEMPRE TE QUERRÉ.
silvia
publicidad