Para mi esposo

Cartas de Amor A la calidez inigualable,

Al fuego lento que esparce el frío de mi piel,

A la efusión que desprendes sin ofuscar,

A esas lianas noctámbulas que se trepan cada noche,

A mi mejor acompañante de lecho.



A la dulce satisfacción de ese, su cuerpo,

A la flama que entra en mis huesos,

A la verdad encarnada en besos,

Al ímpetu que resguarda mis sueños,

A mi distinguido acompañante de lecho.



Al sublime suspiro que deja sentir en mi escote,

A sus manos gloriosas que asisten a las mías,

Al memorable sabor que imprimen sus labios,

Al intrigante eco que conceden sus gemidos a mi oído,

A mi supremo acompañante de lecho.



A las figuras que diseña en mi piel con sus dedos,

Al deleite que trae a su lado cada aurora,

A su hermosura cuando sin despertar busca mi boca,

Al magnetismo penetrante que liga sus piernas a las mías,

A mi rotundo acompañante de lecho.
linda
publicidad