Una triste separación.

Cartas de Amor No sé qué estarás haciendo, pero te scribo esta carta para expresarte lo que siento. Estoy en México, aún te sigo recordando, amando... Daría mi vida por que estuvieras a mi lado, aquí, en esta alegre ciudad. Pero yo estoy sola, llorando... Quizás sería muy duro pedirte que vinieras a buscarme, pero mi corazón ansía tu llegada. El tiempo pasa lentamente y daría lo que fuera por un beso tuyo. Cuando me acuesto miro a las estrellas, pensando... Imagino nuestro encuentro, en una playa y nos besemos hasta el amanecer de un nuevo día. ¡Es todo tan precioso! Pero lo más bonito son tus ojos, tu rostro, tus labios... tu mirada. Ahora me doy cuenta de cuánto te quiero. Mi alma no soporta tu ausencia. Necesito volver a verte, tenerte entre mis brazos para poder abrazarte con fuerza, para evitar que desaparezcas, que te marches de nuevo. Si aún vive en ti la llama de nuestro amor, ven a buscarme, yo te estaré esperando. Si tu tardanza aviva mi llanto, comprenderé entonces que nuestro amor se rompió con la distancia, con ese último beso que recibí de tus labios. Te quiero.
Ana.
publicidad