Separar a una pareja de novios (Magia negra)

hechizos de Amor Antes de decirte como hacer el hechizo, dejame advertirte, lector, que esto es magia negra, y que al hacerlo automáticamente te estás cargando ese mal a tu carma. Lo vas a pagar tarde o temprano, por triplicado mediante la ley del rechazo. Asi que esto no es para niñas de 13 años. Házlo nada más si sabes que haces.



Materiales:

- Un cordon negro muy largo del material mas inflamable que halles. (O en su defecto carga una botella con Gasolina)

- La cantidad suficiente de cera negra, roja o morada para hacer dos efigies.

- Una cajita de alfileres, si usas de esos con cabezas plásticas, búscalos con cabecitas negras.

- Una cuchilla.

- 5 velas negras.

- 1 crucifijo pequeño, si es posible de madera.

- Un saquito negro, el cual puedas llevar al cuello.



Lugar requerido:

Un terreno amplio y preferiblemente con tierra o cosas enterradas debajo. La zona antigua y abandonada de los cementerios campestres sirven de maravilla.



Preparativos:

Vas a tomar el cordón y le vas a hacer tantos nudos como años o meses lleve la pareja de novios, y entre nudo y nudo vas a clavar tantos alfileres como nudos haya en total. Con la cera vas a modelar dos figuras lo más parecidas a los miembros de la pareja. Si cuentas con algún elemento corporal de ellos será perfecto (Uñas cortadas, cabellos, sangre, sudor). Si deseas poner una foto de la persona en el rostro del muñeco, también puedes. Hazlo lo más parecido que puedas, hasta con ropa si tienes la posibilidad. Recuerda que han de ser de un tamaño pequeño, no deben exceder de 20 cm. Ahora viene lo difícil: debes hacer que una punta de cordon quede atorada en la cera en la parte del corazón. Al final debes quedar con dos muñecos unidos por un cordon lleno de alfileres.



Modus Operandis:

Dirigete al lugar con tierra, preferiblemente en Luna de Lilith y en Hora de Saturno. (Si no puedes, cualquier sabado a las 3 AM con luna nueva). Vas a trazar un pentagrama de la tierra desterrada en el piso con el cuchillo, preferiblemente sobre una tumba abandonada, la estrella debe ser lo suficientemente grande para que entren en ella las efigies en el centro y tu puedas caminar dentro del pentagrama.

Abre los brazos y recita al cielo "Saturno, planeta del castigo, el Gran Siniestro de los siete, vengo a ti humildemente a pedirte un favor"

A continuación coloca las efigies en el centro del pentagrama con el cordon lo mas estirado posible.

Recita a los astros "Te pido que intervengas con tu justicia y separes a una pareja, cuyo amor y deseo no me ha traído más que miseria y tristeza a mi, que soy puro de alma y pensamiento. Te ofrezco, ¡Oh Saturno!, una pequeña ofrenda"

Coloca una vela en cada punta del pentagrama y préndela.

Recita: "Te ofrezco cinco flamas que nace de la oscuridad, llamas que crean y destruyen a la vez, justo como tu naturaleza. Para que mi tarea se lleve a cabo necesito que obligues a un espiritu inferior a interceder por mi, a Beelzebub, señor de las moscas y la descomposición, un principe del Tártaro, he aqui una ofrenda tanto para él como para ti, Saturno"

Clavarás boca abajo el crufucijo en el punto más centrado del círculo y tomarás el cuchillo y te harás una pequeña cortada en la punta de un dedo o la palma de la mano. Dejarás la sangre caer sobre el cordon, el crucifijo y la tierra, al menos una gota.

"Beelzebub, deseo que traigas miseria a estos infelices, que sus años de pasión y amor se vuelvan contra ellos, que su relación y sus vidas se llenen de desgracias, tragedia, enfermedad, odio, resentimientos y cuantas cosas horribles tu maligna imaginación pueda concebir. Mas, detente cuando ellos se separen, entonces vete a las profundidades de las que vinistes y descansa, hasta que alguien más te requiera, Principe de las moscas."

Prende en fuego el cordon. "Que las flamas del mal consuman su unión como la llama a este cordon." Espera a que se consuma, y piensa en la separación de los tórtolos con intensidad. Cuando se acabe di "Que así sea, gracias por adelantado, Gran Siniestro y Principe de la descomposición"



Apaga las velas. Recoge cuanto puedas de las cenizar del cordón y mételo en el saquito negro, igualmente el crucifijo si cabe. Si no cabe, pártelo y un poquito de la tierra donde estaba. Clava un alfiler por cada nudo hecho antes en el cordoón y cierra la bolsa con la misma cantidad de nudos.



La deberas llevar al cuello o en el bolsillo hasta que se cumpla completamente el efecto. Si te la quitas se anula el efecto automáticamente, pues has roto el pacto. (Tu mismo eres la ofrenda, prácticamente, al dar sangre a un príncipe infernal). Cuando se dé el asunto, entierras la bolsita donde hicistes el hechizo a la misma hora bajo luna llena esta vez, y olvidas el asunto completamente.



La discreción es obligatoria en este trabajo, si no crees en su efectividad por tan solo un segundo, obviamente que no lo hará, pues tu mente atrae los resultados finales.



Buena suerte y feliz vida destructora de parejas.
Francisco Cabrera
publicidad